In Contenido, Marketing

Al tener un producto o servicio que cumple ciertas funciones u ofrece ciertos beneficios, debemos tener presente el crear una persona específica, única e interesante, a quién luego le hablaremos directamente.
Antes de crear cualquier tipo de campaña de Marketing, es esencial tener claro cómo es esta persona y cuáles son las características de este prospecto que debería estar interesado en tu producto o servicio.

Si tuviésemos que fusionar a todos los prospectos en uno solo ¿Cómo sería? ¿Cuáles son las características comunes?

Atrévete a pensar un poco más allá y haz una lista de todos estos factores en común, creando esta persona que represente tu cliente potencial, para poder hablarle efectivamente.

Plantéate lo siguiente sobre tu prospecto ideal:

 

  • Rango de edad
  • Sexo
  • Nacionalidad
  • Estado civil
  • Localidad
  • Nivel socioeconómico
  • Nivel de estudios
  • Profesión
  • Intereses
  • Comportamientos
  • Donde trabaja o sector empresarial
  • Problemáticas o frases típicas de la persona
  • Soluciones que busca el prospecto

“Cada persona es un mundo, con diferentes cualidades, formas de hablar y de comunicación, por este motivo debemos tener claridad de cómo son en cada aspecto, para así saber la manera más idónea de llegar a ellas”.